Oscar Wilde

Oscar WildeImage by Napoleon Sarony (Creative Commons

Oscar Wilde (Dublín 1854 - París 1900), destacó en sus estudios en el Trinity College de Dublin y en la Universidad de Oxford, convirtiéndose en un experto en literatura clásica. Como poeta, ganó varios de los premios importantes, aunque practicó los demás géneros con la misma maestría.

Cosechó sus éxitos literarios bien pronto. Habiendo sido agraciado con un agudísimo ingenio, cultivó la ironía y la sátira en sus más elevados matices. Además de poesía, escribió cuentos y obras teatrales, aforismos y crónica periodística, así como una inolvidable novela (El retrato de Dorian Grey, 1890). Sin embargo, su Gigante egoísta exhala poesía.

Sus obras de teatro son representadas en Londres: El abanico de Lady Windermer (1892), Salomé (1894) – intervenida por la censura, o La importancia de llamarse Ernesto (1895), la más conocida, quizás, por sus derivaciones cinematográficas. Su carrera sufre un declive 1895, cuando es juzgado y condenado a dos años de trabajos forzados por ultraje a la moral pública. En la prisión escribe De Profundis, una carta que se publica solo póstumamente. El ostracismo social le empuja a irse definitivamente de Inglaterra y su muerte temprana (46 años) sucede en París en 1900.